martes, 30 de noviembre de 2010

Musicoterapia para adultos mayores

Investigadores hallaron que hacer ejercicio con música reduce el riesgo de caídas entre las personas mayores.

El estudio incluyó a 134 adultos suizos, mayormente mujeres, de edad promedio de 75.5 años, que tenían un mayor riesgo de caídas. Se les asignó a un grupo de intervención que realizaba un programa de varias tareas de ejercicio con base musical, o un grupo de control que hacía ejercicio normal. Tras los primeros seis meses, los participantes cambiaron de grupo durante los seis meses siguientes.


El programa de intervención usó un programa de ejercicio de una hora a la semana liderado por un profesor, que presentó actividades variadas, entre ellas movimientos diseñados para trabajar el equilibrio y que se hacían cada vez más difíciles con el tiempo. Esos ejercicios incluían caminar al ritmo de música de piano y responder a cambios en el ritmo de la música.


Las personas del programa de intervención mostraron una mayor mejora en el equilibrio y sufrieron 24 caídas (una tasa de 0.7 caídas por persona por año), frente a 54 caídas en el programa de control (una tasa de 1.6 caídas por persona por año), encontraron los investigadores.


El programa de intervención aumentó la velocidad de caminata de los participantes y la longitud del paso mientras realizaban una tarea a la vez, y aumentó la longitud del paso y la variabilidad en la longitud del paso mientras realizaban tareas múltiples al mismo tiempo. Esa mejora en el paso (la forma o estilo de caminar) y el equilibrio ayudó a reducir el riesgo de caídas, explicaron los investigadores.


"Nuestros hallazgos sugieren que este programa podría resultar útil para la prevención de caídas y la rehabilitación en ámbitos comunitarios como los centros para adultos mayores", escribieron el Dr. Andrea Trombetti, de los Hospitales Universitarios y la Facultad de Medicina de Ginebra, y colegas en su informe, que aparece en línea en la edición del 22 de noviembre de la revista Archives of Internal Medicine antes de la publicación en una próxima edición impresa.


La misma edición de la revista también incluye los resultados de un estudio australiano que encontró que un programa educativo multimedia personalizado no parece reducir el riesgo de caídas entre los pacientes hospitalizados de más edad.


El programa, que incluía materiales escritos, videos y seguimiento personalizado con un profesional capacitado, ofrecía información sobre la frecuencia y causa de las caídas. También animaba a los pacientes a pensar sobre sus propios riesgos de caídas, identificar las áreas problemáticas y desarrollar metas y estrategias de prevención de caídas.


Pero los investigadores no encontraron gran diferencia en la tasa de caídas entre el grupo de intervención y el de control, con 7.6 frente a 9.3 caídas por 1,000 días por paciente.



Fuente
JAMA/Archives journals
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...