viernes, 28 de noviembre de 2008

Los Hongos Vaginales: Remedios caseros


La candidiasis es causada por una levadura (un hongo) denominada Candida albicans , que suele vivir de modo inofensivo en la vagina, sin que la mujer se dé cuenta. Sin embargo, el equilibrio natural del pH vaginal que mantiene a la Cándida bajo control puede ser alterado por muchos factores, tales como enfermedades subyacentes (diabetes o deficiencias inmunológicas), falta o exceso de higiene, ingesta de algunos antibióticos o de anticonceptivos, en el embarazo, déficits alimentarios. También es llamada micosis vaginal u hongo vaninal.

Los hongos vaginales es algo de lo que las mujeres deben estar siempre precavidas. Sin embargo, si éstos te han tomado por sorpresa no desesperes ni te preocupes, aquí te brindamos una lista de soluciones naturales para los hongos vaginales que te sacarán de apuros.

Primero que nada recomendamos el uso de agua oxigenada. Cada vez luego de bañarte llena una jeringa con agua oxigenada y hazte una ducha vaginal insertando cuidadosamente la jeringa en tu vagina e impulsando el líquido hacia adentro. La primera vez que lo hagas es bueno que diluyas el agua oxigenada en tres partes de agua, para luego volverlo más y más puro a medida que utilices la jeringa.

Los tampones no sólo sirven para la menstruación, sino que puedes utilizarlos también en caso de que padezcas hongos. Agrégale a tus tampones diez gotas de aceite esencial de árbol de té e insértalo en la vagina utilizando un tampón diferente por día.

Hay dos tés que también pueden resultarte de gran ayuda. El té de echinacea, por ejemplo, puede servirte si lo bebes en forma de infusión todas las mañanas. Lo mismo con el té de consuelda, pero este debes echarlo en una botellita con atomizador y aplicártelo cuando vas al baño. No te curará la infección, pero aliviará su dolor.

Finalmente, recomendamos tomar mucho yogurt, pues es un alimento muy utilitario si se trata específicamente de hongos vaginales.

Muy Importante

La ducha vaginal consiste en lavar la vagina con productos especiales, agua y vinagre, bicarbonato de sodio o cualquier otra solución. Muchas mujeres piensan que la vagina no debe tener ningún aroma natural y quieren acabar con éste mediante polvos para la higiene íntima femenina, jabones perfumados, desodorantes vaginales o tampones aromatizados. También lo hacen con la finalidad de lavar la sangre de la menstruación o el semen después de la relación sexual.

Los médicos recomiendan no hacerte duchas vaginales, porque cambian el Ph vaginal (grado de acidez y alcalinidad), alterando la flora bacteriana natural que te protege de infecciones. Por lo tanto, te hacen más susceptible de contraer infecciones vaginales, que en el peor de los casos se pueden extender al útero, trompas de Falopio y ovarios, provocando infertilidad o un embarazo ectópico. De hecho las mujeres que usan duchas vaginales habitualmente son más susceptibles de sufrir irritación, enfermedades de transmisión sexual (ETS) o incluso enfermedad pélvica inflamatoria (EPI).

En resumen, no necesitas hacerte ninguna ducha vaginal, porque internamente la vagina se limpia sola de forma natural mediante el moco cervical. Lo importante es que te laves sólo externarmente, todos los días, con agua y un jabón muy suave sin perfume . Sin embargo para problemas de hongos o micosis como el expuesto, realizarlo de nanera cuidadosa.

Lic. Carlos Dan

Fuentes:
Mis remedios caseros
Pareja, hombres y mujeres

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...